Dermochelys coriacea

Tortuga Francisky

De las 8 especies de tortugas marinas que existen en todo el mundo, 5 especies son divisadas en las costas venezolanas. De estas 5 especies, 4 desovan en el archipiélago de los Roques.

Dermochelys coriacea es una de ellas y es el nombre científico de la tortuga Cardón o Laúd que desova principalmente en la zona Oriental de Venezuela, sin embargo algunas especies visitan el archipiélago de los Roques para su actividad reproductiva. En cuanto a su morfología, esta especie no presenta un caparazón quitinoso, duro. Bajo su dorso lleva una gran escama dérmica, de piel gruesa, que le permite sumergirse a mucha profundidad, sin problemas de compresión, para buscar su alimento compuesto principalmente de medusas llamadas coloquialmente”bolas de cañon”.

Estos grandes reptiles pueden llegar a pesar más de 700 kilogramos y desovar hasta cerca de 400 huevos distribuidos en varias nidadas. En los últimos años han sido divisadas frecuentemente especies de la tortuga cardón en el Parque demarcando la importancia de esta isla en la biología y distribución de esta especie en peligro de extinción.

Este ejemplar, el señalado en la fotografía, visita a los roques anualmente específicamente en el cayo de Francisky arriba. Sin embargo cambios en la morfología de los cayos han forzado al reptil a cambiar el sitio de desove. Probablemente esta tortuga marina nació en cayos cercanos como el grupo de islotes de los Francisquises ya que la mayor parte de las tortugas que desovan lo hacen en su lugar de nacimiento o próximo a él.

Es importante no establecer contacto directo con el ejemplar, ni usar luces blancas si estas son encontradas en desove nocturno debido a que son muy sensibles a este efecto. El impacto que genera el ser humano a estos animales, al evitar su desove puede provocar el aborto de los huevos del animal a no encontrar su delicada protección.

Hazael Boadas/Biologo/Fundamar

Anuncios